RESEÑA: INFINITY DRAKE, LOS HIJOS DE SCARLATTI

8/5/15




Infinity Drake - Finn - está fuera de vacaciones con su tío loco científico cuando son convocados a una reunión de crisis. Scarlatti, un arma biológica letal - una máquina de matar -avispa - ha sido puesto en libertad por un villano despiadado, con consecuencias incalculables para la humanidad.


¡Hola little books!


Hace unas semanas, Boolino ofreció a varios bloggers los ejemplares de las galeradas de Infinity Drake. ¿Qué es una galerada? Es un ejemplar sin corregir, pendiente de publicación próxima y que debe ser editado. Así que, con una ilusión enorme me dispuse a leerlo emocionada. En primer lugar, sin leer la sinopsis y sin conocer la portada española, pues solo estaban en inglés me sumergí en esta experiencia de leer algo totalmente desconocido.


Infinity. "Infinito" Todo lo que Finn sabía de su padre –todo lo que necesitaba saber- se hallaba en su nombre. ¿A quién se le ocurriría ponerle a su hijo el nombre de un concepto matemático? "Exactamente a la clase de hombre que te imaginas", diría con nostalgia la madre de Finn, que aseguraba que fue lo máximo que pudo hacer para evitar que lo llamara E=mc3

Algunas frases como estas nos adentran en el mundo de Finn, el protagonista de este libro. Finn, Infinity Drake, es un niño huérfano de 12 años que vive con su abuela y al que le encanta pinchar insectos en corchos.

Cuando su abuela se va de vacaciones algunos días, Finn se queda con su tío Al, un científico un poco loco que se lleva de perlas con su sobrino. Comparten algunos hobbies y Al le enseña lo mejor que puede como va al mundo. Pero cuando una inesperada misión surge para Al, Finn se verá envuelto en el mundo científico y secreto de su tío, llegando incluso a encogerse hasta los 9 mm con el objetivo de derrotar a Scarlatti. 

Como en todas las historias de aventuras, el villano más malo suele algo totalmente impredecible, y esa característica se cumple en toda regla. Scarlatti es una especie de avispa, un experimento modificado genéticamente con el poder de matar a millones de personas en poco tiempo. Contando con este grandioso problema, Finn deberá ayudar a matar a este peculiar villano. Este punto me ha gustado mucho, ya que demuestra la capacidad del protagonista de tomar parte de momentos muy importantes de la trama. 

Así que nos vemos rodeados de acción y peligro a doquier, rápido a la hora de leer e intrigante ya que no demora en ningún momento. Además de algunos momentos graciosos, haciéndonos partícipes del humor del tío de Finn y de la valentía de Delta, mi personaje favorito.

Aunque si que es cierto que el estilo del autor me recordó a Rick Riordan, la temática es totalmente diferente, muy entretenida y sorprendente. Por un lado, Rick se centra en describir a los personajes tal y como son, mientras que John McNally no detalla las características propias de los personajes, si no que describe la situación al mismo tiempo que nos presenta a los personajes. Por eso, cuando comenzamos a leer no sabemos nada sobre el protagonista si no que lo descubrimos conforme vamos leyendo, por lo que nos metemos de lleno en la historia, y sentimos cierta empatía hacia el personaje de Finn.

Finalmente, de nuevo gracias a Boolino por la oportunidad tan magnífica, y ya estoy deseando conocer vuestras opiniones cuando vayáis leyendo el libro. Porque lo vais a leer, ¿no?
¡Besitos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Recuerda que este blog se alimenta de palabras bonitas, comentarios decentes y sonrisas amplias.
Si necesitas cualquier cosa, no dudes en decírmelo y estaré encantada de responderte.
Gracias por comentar esta entrada. Eternamente agradecida. Annie Books